Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales

Crimen de la taxista Claudia Benítez: el marido se declaró inocente

El Juan André R. de 39 años, imputado provisoriamente por “homicidio calificado”, declaró ayer ante el juez Miguel Mattos. Brindó detalles sobre las horas previas y la mañana del crimen en Posadas.

Tras 21 días detenido, el empleado farmacéutico y esposo de Claudia Elizabeth Benítez, asesinada y arrojada a un pozo de agua del paraje Nemesio Parma, en la zona oeste de la capital misionera, decidió romper el silencio y dar su coartada de lo sucedido en horas antes y posteriores al crimen del martes 17 de mayo pasado.

Acompañado de su representante legal en el proceso, la abogada Roxana Ramírez Moll del Estudio Jabornicky & Asociados, el empleado farmacéutico llegó cerca de las 10:30 de ayer al edificio judicial de calle Pedro Méndez casi Uruguay en donde respondió a las distintas preguntas del juez Miguel Mattos, quien lleva adelante la pesquisa por el caso y negó rotundamente su participación en el crimen y reconstruyó las últimas horas que pasó con Claudia.

Recordó que la noche del lunes 16 de mayo, encontró a su pareja con una de sus amigas y que un rato más tarde, cuando la visitante se retiró, ambos se fueron a recostar. Recalcó que esa noche no hubo ninguna discusión entre los dos.A su vez, indicó que antes de dormir Claudia le contó que a la mañana siguiente debía tomar un viaje a la zona del Parque Industrial con varias personas. Y que por el paro de colectivos iba a tener muchos traslados durante todo el martes.

Contó que cerca de las 5.30 su pareja se fue, que la vio vestirse y que ella al rato le envió un mensaje avisando que había dejado la puerta entreabierta.

Siempre desde los dichos del imputado en indagatoria, cerca de las 6.15 de ese martes le envió un mensaje a la taxista pero más allá de que estuviera en línea esa misiva nunca tuvo respuesta.

Luego agregó que tras la salida de su concubina se quedó despierto. Y que después de resolver un inconveniente con un emprendimiento particular que buscaba iniciar, a eso de las 9.30 llegó una comisión policial a su casa de Itaembé Miní para avisarle de que el coche de su esposa había sido encontrado incinerado en un camino de Nemesio Parma.

También comentó que los uniformados le pusieron al tanto de la situación pero que al mismo tiempo le tomaron fotografías a sus manos, a sus prendas de vestir y a las prendas que llevaba. Y que por último le secuestraron su teléfono celular tras ser notificado de que había sido demorado como sospechoso.

Al ser consultado por su relación de pareja describió los conflictos que tiempo atrás tuvieron en donde obviamente hubo discusiones y cortocircuitos “como los tiene cualquier pareja” pero que luego, y tras una larga terapia que ambos realizaron, pudieron recomponer la relación.

Sobre lo que cree que sucedió con su esposa sostuvo que es consciente de que Claudia tenía una firme vocación por ayudar a los más débiles y que por ello si era por ella pararía en cualquier esquina para ayudar a quien lo necesitaba. Y que en ese sentido sostiene que por su afán de ayudar al prójimo se pudo haber metido en algún conflicto con gente peligrosa.

#Crimen #Remisera #Indagación #Acusados #Posadas

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso