Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Paraguay

El intendente de Pedro Juan Caballero sigue grave tras recibir siete disparos

El jefe comunal de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo, continúa en una situación crítica y sigue luchando por su vida tras sufrir un ataque a tiros por parte de sicarios, el martes pasado. 

El último informe médico emitido ayer miércoles por la tarde no fue alentador, teniendo en cuenta que los profesionales de blanco detallaron que los signos vitales de Acevedo se encontraban totalmente disminuidos, se presentaron fallas en muchos de sus órganos y la principal preocupación se centra sobre el funcionamiento de los riñones, un corazón sumamente cansado, un cuerpo estresado y los medicamentos aplicados “a tope” para mantener con vida al político.

“Su estado es prácticamente irreversible, se esta apagando. Solo un milagro podría salvar su vida. Va entrando en una falla multiorgánica y médicamente o humanamente ya no se puede hacer nada, su cuerpo está en un estado de cansancio, el organismo también tiene su agotamiento”, había sostenido David Peña, jefe de terapia intensiva del sanatorio Viva Vida.

De acuerdo a lo argumentado por el médico, Acevedo no está aguantando todo el estrés tras haber recibido 7 impactos de bala en la tarde de este martes por parte de tres sicarios encapuchados que lo interceptaron frente al Palacio de Justicia de PJC y dispararon sin piedad. Según el reporte médico, de los siete impactos, cuatro fueron a nivel del cuello, dos a nivel del miembro superior derecho, y uno a nivel del miembro superior izquierdo.

“Hicimos todo lo humanamente posible, en cuanto a drogas, aparatos y procedimientos, pero llega un momento dado en que el cuerpo se cansa, además de los órganos, porque él está en un estrés desde lo ocurrido y eso su cuerpo está sufriendo, estaba luchando con todo, pero ahora se va cansando. Esta teniendo síntomas de cansancio, tanto físico como orgánico”, indicó.

Finalmente el profesional médico durante una conferencia de prensa dijo que “eso quiere decir que se está agotando de a poco y empieza a bajar su presión, lo que es preocupante. Solo un milagro podrá salvarlo en estos momentos”.

Pedro Juan Caballero sicarios gobernador

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso