politica 99607 Visitas

Los atentados contra la democracia en JxC

Publicado 24/05/2021 | 11:45

Las instituciones en las naciones democráticas están diseñadas para servir de custodio de dicha democracia, sin importar el ego, las creencias políticas y el “cómo recemos, a quién amemos, cuánto dinero tengamos o por quién hayamos votado”.


La arquitectura democrática del poder, permite mantener una parte del mismo en cabeza de la ciudadanía no solo por efecto de la distribución del poder público en tres ramas autónomas, sino también por vía de la creación de mecanismos de participación que le permiten a la sociedad civil incidir en los destinos nacionales.

Mantener a los políticos autoritarios al margen es más fácil de decir que hacer, Pianesi, González son claros ejemplos de líderes autoritarios que no dejan elegir a mediante la máxima expresión de democracia “el sufragio” a las autoridades partidarias desde hace muchísimos años.

Al fin y al cabo, se supone que en las democracias no se ilegalizan partidos ni se prohibe a candidatos postularse a las elecciones, pero esto es normal y constante en JxC que siempre los mismos sean candidatos sin promover la participación de otros candidatos.

El caso es bien simple; “los antidemócratas autoritarios de la UCR no quieren que se vote bajo ninguna circunstancia.”

La secuencia se viene repitiendo desde el 2014 que fue la última elección partidaria que tuvo la UCR. Desde ese entonces se las arreglaron para violar la carta orgánica y dejar sin derechos a los afiliados radicales.

Los partidos prodemocráticos se distanciaron de esas prácticas en la cual el derecho inalienable del sufragio les es vedado, por este motivo resulta antimoral y escandaloso para cualquier ciudadano el no votar.

La UCR nunca mantuvo alejados a los líderes autoritarios en época de elecciones. Las caras se repiten elección tras elección, causando repudio de su propio pueblo.

Por otro lado y algo más serio está ocurriendo; “distorsionan la democracia colocando sublemas fantasmas para conseguir más votos.”

El origen de la UCR, sus raíces y sus principios son cambiados por intereses personales, como ocurrió en la última modificación de la carta orgánica y la no elecciones del 2016, 2018 y 2020.
No es un capricho del afiliado ir a votar es un derecho amparado por la C.O.

Todo lo anterior cae en una tremenda manía que no es más que perjudicar a los misioneros que quieren elegir legalmente bajo el sufragio a sus representantes.

La excusa perfecta para prorrogarse sus mandatos es que no existan elecciones buscando argumentos irracionales, trazando un paralelo con la misma situación que oscurece a la UCR: oligarquía.

Los votantes de JxC enfurecerían al conocer la lógica que aplica la UCR como una constante que en los resultados de los últimos años no metemos más de 3 diputados. Es por ello que es imprescindible conocer realmente cómo operan los cabecillas de este partido tan honorable que hoy está siendo devastado.

El futuro de la UCR depende de sí misma convocar a elecciones.

De forma similar a lo que ocurre con los jugadores de fútbol, quienes no pueden pretender cambiar las reglas del juego a la mitad del partido, ni pueden agredir al árbitro, en las democracias un deber esencial y obvio para cualquier ciudadano es el de respetar las decisiones legales  y abstenerse de ejercer presiones indebidas a 15 días de las elecciones.

Bajo esta perspectiva el voto se vuelve la pieza clave de todo sistema democrático y, aunque no es el único elemento que debe distinguirlo porque la democracia es mucho más que el simple ejercicio de votar, la importancia de este acto es que está directamente relacionado con la capacidad de las instituciones políticas y sociales para, por un lado, articular y agregar intereses y, por otro, regular y resolver los conflictos entre ellos. Dichas características hacen que se puedan lograr consensos y comprender que en una democracia se hace la voluntad de las mayorías y no la de intereses individuales.

Federico Villagra
Convencional nacional de la UCR por Misiones.