politica 475 Visitas

Moyano admitió que se vacunó con su hijo de 20 años pero negó que fueran dosis “VIP”

Publicado 20/02/2021 | 15:45

El sindicalista dijo que recibió los sueros por “ser presidente de dos obras sociales”. Los detalles de su justificación.

El líder del sindicato de Camioneros Hugo Moyano confirmó este sábado que la semana pasada se aplicó la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y que también lo hizo su hijo de 20 años. Sin embargo, negó que hayan sido inmunizados de manera “VIP”.

Según indicó, fue en el marco de una partida de vacunas que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires envió al Sanatorio Antártida. “Soy el presidente de dos obras sociales, por lo tanto tenía la obligación”, sostuvo. Además, aseguró que el joven se contagió COVID-19 y le dejó secuelas a nivel cardíaco. “Por eso se tuvo que vacunar”, justificó.

“Es lamentable que haya pasado esto, porque se venía trabajando con esfuerzo y sacrificio”, opinó en relación con el escándalo de las vacunas VIP que terminó con la salida de Ginés González García del ministerio de Salud. “A nosotros nos proveyeron del Gobierno de la Ciudad (de Buenos Aires) las vacunas para aplicar a todo el personal del Antártida afectado. Entre ellos, yo también, porque soy el presidente de dos obras sociales”, argumentó en diálogo con AM 750.

El sindicalista está al frente de la Obra Social de Choferes de Camiones (Oschoca) de la provincia de Buenos Aires y la de la Federación Nacional de Camioneros. “Yo tenía la obligación, porque siempre algún contacto hay, además con la edad que tengo tengo riesgo”, agregó.

Moyano contó que la vacuna que se aplicó fue parte de la provisión enviada por el Gobierno porteño al sanatorio y negó haber formado parte de una nómina VIP. “Para nada”, sostuvo. “Se está vacunando todo el personal que está al frente del Antártida y se ha hecho protocolarmente”, remarcó.

Además del sindicalista, confirmó que también fueron vacunados su esposa, Liliana Zulet, y su hijo Jerónimo, que tiene 20 años y vive con ellos. En ese sentido, argumentó que ambos trabajan en el centro de salud. “Se corren muchos riesgos al frente del Sanatorio. Tenemos un contacto permanente”, detalló. Con respecto al joven, además señaló que se contagió COVID-19 y le dejó secuelas a nivel cardíaco. “Tiene pericarditis. Está todo el día ocupándose del Antártida, de todo lo que pasa. Siempre hay algún inconveniente y con contagios. Es fácil opinar de afuera”, apuntó.

Según indicó, se aplicaron la vacuna Sputnik V la semana pasada y figura en los registros oficiales. “Toda la documentación ha sido elevada al Gobierno de la Ciudad, en esos registros figuro yo”, remarcó.