informacion_general 314 Visitas

Bajo un intenso calor, vecinos caminaron unas 20 cuadras para tomar el colectivo

Publicado 20/11/2019 | 22:00



Los ómnibus del servicio urbano de pasajeros que circularon sobre la ex Ruta 213, no se detuvieron en las paradas y los usuarios tuvieron que llegar hasta la estación de transferencia de Quaranta para subirse a un micro.

La presidente de la Comisión del barrio Hermoso de Posadas, Cristina Cuevas denunció que durante la jornada del martes, los vecinos de la zona tuvieron que caminar unas 20 cuadras para llegar a la terminal de Transferencia de la avenida Quaranta y poder tomarse un colectivo.

En diálogo con la prensa, Cuevas comentó que los micros del servicio urbano que circularon sobre la avenida Alicia Moreau de Justo (ex Ruta 213) no se detuvieron en las paradas asignadas para el descenso y ascenso de pasajeros.

De esta manera, bajo un intenso calor, adultos mayores, mujeres con niños, entre otros usuarios debieron  desplazarse hasta la estación y poder llegar así a destino. Los vecinos ofuscados consultaron a la empresa, desde donde le informaron que cómo se colocaron señalización nueva con la consigna prohibido estacionar, no podía detenerse en os lugares establecidos previamente.

Pero los usuarios desconocían esta medida y pidieron al Municipio y a los funcionarios de la comuna mayo control sobre la prestación del servicio de transporte urbanos de pasajeros: “hacen lo que quieren”, sentenció Cuevas.