policiales 237 Visitas

María Cash: un perro entrenado para hallar restos humanos marcó un lugar preciso

Publicado 20/11/2019 | 12:35

A 100 meses de su desaparición, un nuevo operativo es guiado en Salta por la declaración de un testigo de identidad reservada.

Las últimas imágenes de María Cash la mostraban haciendo dedo en el peaje Aunor en la entrada de Salta. Una camioneta la trasladó hasta la rotonda de General Güemes y un camionero la dejó, previo paso por el peaje de Cabeza de Buey, en cercanías a la gruta de la Difunta Correa, a unos 70 kilómetros de la capital provincial. Fue el 8 de julio de 2011.

Ocho años después, y luego de buscarla por todo el país y fuera de los límites de la Argentina, la investigación vuelve a mirar al lugar donde se perdió su rastro. Aunque, en esta oportunidad, los detectives están siendo guiados por la declaración de un testigo de identidad reservada que describió un paraje donde estarían los restos de la diseñadora, indicaron fuentes del caso.

Con ese nuevo impulso y a pocos kilómetros del santuario desembarcaron unos 50 efectivos de Gendarmería, Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria e integrantes de la fiscalía y funcionarios del Sistema de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU) del Ministerio de Seguridad.

Drones, un georradar y tres perros rastreadores completan el diagrama del "rastrillaje inteligente" que se realizó en la zona cercana al paraje Palomitas, todo con total hermetismo: los integrantes del operativo debieron dejar sus celulares para evitar filtraciones. "Es un trabajo muy prolijo y focalizado", destacó el abogado de la familia Cash, Pedro García Castiella.

Según las fuentes, se hizo un análisis del lugar en base al relato del testigo que fue tan preciso que localizaron los tanques australianos y los aljibes que describió. "Lo conocía como la palma de su mano", dijeron investigadores que participaron del procedimiento que se realizó en el monte bajo un intenso calor.

Ese aspecto y el hecho de que uno de los perros está entrenado para encontrar restos humanos de más de 10 años de antigüedad marcó un lugar preciso, determinaron la continuidad de los rastrillajes que son "híper minuciosos". Bomberos de Tucumán, Santiago del Estero y La Rioja son el grueso del personal que ejecuta las labores de búsqueda.

Pese a que se trata de indicios muy importantes, Castiella debió desmentir versiones del hallazgo del cuerpo.

Y, aunque se nota cierto entusiasmo entre los investigadores que tienen la esperanza de cerrar el caso para la familia, prefieren ser cautos para no generar expectativas: es una de las muchas hipótesis que se barajan en la causa. "Sirve para descartar", mencionaron.

Durante la noche y hasta que se retomen las tareas por la mañana, la zona es custodiada por una consigna para preservar los puntos de interés encontrados durante la primera jornada y evitar modificaciones en la escena.

Es la primera vez que la investigación llega hasta ese punto. En el pasado se habían realizado rastrillajes cerca de la gruta de la Difunta Correa, aunque hacia el lado contrario.

El rastro de María Cash desapareció en la estación de servicio de la Rotonda de Torzalito. "Ella hacía dedo para un lado, hacía dedo para el otro. Fue a Jujuy, se bajó en Santiago del Estero, después llega a Salta, nadie sabe por qué. De ahí, quería ir a Tucumán. Si alguien la alzó y tenía malas intenciones, hay un camino de una finca que le pudo resultar útil para su fin criminal", explicaron los detectives.