informacion_general 304 Visitas

Docentes misioneros convocaron a una jornada de paro y movilización

Publicado 20/02/2021 | 19:00

Será el próximo 25 de febrero. Así lo resolvió la asamblea provincial realizada ayer en la ciudad de Eldorado. También rechazaron acuerdo salarial firmado por el Gobierno provincial.

En una extensa jornada de ardua deliberación donde se analizó el escenario escolar, los trabajadores de la educación reunidos en asamblea (Autoconvocados, UDNAM, UTEM, MPL, Marea Blanca, ATE, Conti Santoro, Tribuna Docente) resolvieron declararse en estado de alerta y movilización e iniciar acciones de lucha un básico de $18.600,77.

En la ciudad de Eldorado, los maestros indicaron que se presentarán en los establecimientos educativos el próximo 22 de febrero para constatar las condiciones de las escuelas. Además, en el encuentro acordaron convocar a una jornada de protesta provincial y paro para el 25 del corriente más. Resolvieron además una nueva medida de fuerza para el 2 de marzo, donde se llevará a cabo otra asamblea provincial en la localidad de Leandro N. Alem.

Respecto a la cuestión salarial, los gremios antes mencionados señalaron que “la cifra del básico está lejos de responder las necesidades del conjunto, con el agravante de que no existe referencia al valor índice e incorpora modificaciones a adicionales sin precisiones técnicas de sus alcances” y “la inyección de sumas en negro al levantar el piso inicial con un escalonamiento por antigüedad que destruye carrera, con un achatamiento de la pirámide salarial, por la cual un recién iniciado ganará lo mismo que un docente con 15 años de antigüedad, como así también el hecho de que un profesor de nivel medio sin antigüedad con 15 horas ganará lo mismo que uno que trabaje 24 horas”.

Sobre las condiciones de retorno seguro a clases, “no hay certeza de que el gobierno haya hecho las inversiones publicadas. Tampoco hay precisión sobre cómo será el trabajo en este contexto sumamente peligroso y sin recursos digitales garantizados por el Estado”, sentenciaron desde el sector.
“Nos declaramos en estado de alerta y movilización y acudiremos a constatar en qué condiciones se encuentran realmente los edificios y sí existen las supuestas "inversiones millonarias" anunciadas por la patronal en diversos medios de prensa. En esta inspección analizaremos en conjunto con nuestros colegas la situación objetiva de las escuelas y si se cumplen los protocolos difundidos”, expresaron.