politica 9853 Visitas

La nueva subsecretaria de la Mujer y la Familia de Misiones, envuelta en un escándalo

Publicado 22/01/2020 | 08:55

La subsecretaria de la Mujer y la Familia, Giselle Dobidenko, quien hace menos de un mes asumió el cargo, fue dejada cesante por el Consejo General de Educación a finales del 2018.

La funcionaria fue denunciada en noviembre del año 2018 por propiciar la falsificación de certificados médicos y fue dejada cesante por el Consejo General de Educación. Por esta situación, estaría inhabilitada para ejercer el cargo para el que fue nombrada recientemente.

Según la resolución 6875/18 del CGE, firmada el 13 de noviembre del 2018, se inició un sumario administrativo contra Dobidenko, al ser denunciada por participar de una maniobra para falsificar firmas y sellos en certificados públicos. Más precisamente, en un certificado para una licencia médica.

El expediente contra Dobidenko, se había iniciado el año previo (2017), por una denuncia por un certificado médico adulterado y la resolución de Noviembre del 2018, decreta la cesantía de la ahora subsecretaria, “haciendo la salvedad que la misma (Dobidenko) es reincidente en la consumación de delitos de adulteración”.

La actual funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social de Misiones había presentado un certificado para pedir una licencia médica (que data del 3 de Julio del 2017), firmado por un médico que, al ser consultado, reveló que hacía 5 o 6 años que no trabajaba en el nosocomio mencionado en el documento adulterado.

En el marco de esta maniobra, se presentó una denuncia ante la Fiscalía de Instrucción de turno, en la que el médico perjudicado sostiene que su firma y sellos son apócrifos.

En junio del año pasado, el CGE decidió cesantear a la actual funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social, que asumió en el cargo el pasado 8 de enero en reemplazo de Benilda Dammer, quien ahora está al frente de la cartera. 

Dobidenko se presenta como una mujer con amplia trayectoria como referente del partido político Arandú, miembro del Frente Renovador. Además, es presidenta de la ONG SURGIR, que se dedica a la protección y contención de las víctimas de violencia de género.