deporte 190 Visitas

El “Proyecto Esloveno” para ampliar y techar la Bombonera

Publicado 07/11/2019 | 20:00



Los impulsores califican a la idea como una “solución simplificadora” para evitar la mudanza de la Bombonera y la construcción de un nuevo estadio, con espacio para 70 mil hinchas.

La ampliación y remodelación del estadio de Boca Juniors, Alberto J. Armando, mundialmente conocido como la Bombonera, volvió a copar los foros y las redes de los hinchas del xeneize, tras conocerse un video del denominado “Proyecto Esloveno”, a un mes de las elecciones que convulsionan los pasillos del club.

Mediante una cuenta en Instagram y videos, se publicaron imágenes de los planos proyectados y una impactante animación 3D del proceso constructivo que adelanta cómo se remodelaría la Bombonera, el impacto en los alrededores del barrio que incluye reformas en la zona de palcos y con la novedad de que evita el cierre de la calle Dr. del Valle Iberlucea.

Según publicó Infobae, en 2017 el oficialismo dio vía libre al avance de este proyecto impulsado por Fabián Fiori, socio y empleado del club, quien incorporó al ingeniero Carlos Augusto Vallet para dirigir y resolver cuestiones desde el punto de vista estructural y volumétrico.

Los impulsores califican a la idea como una “solución simplificadora” para evitar la mudanza de la Bombonera y la construcción de un nuevo estadio, con espacio para 70 mil hinchas, que sería uno de los escenarios más grandes del país, con una capacidad a la par del Monumental. Además, se incluye un techado de las terceras bandejas.

En cuanto a los montos que se manejan, estiman que, a diferencia del estadio nuevo que tendría un costo no menor a los US$ 300 millones, el Proyecto Esloveno demandaría unos US$ 70 millones. “El gasto podría solventarse a través de una preventa de abonos anuales. Si se cobran US$ 3.500 dólares por cada una de las 20 mil nuevas plateas se llegaría a cubrir completamente la obra” dijo Vallet.

La vedette del proyecto es mantener la circulación peatonal y vehicular por la calle Iberlucea. La calle sufriría una rectificación y Boca compraría los 19 lotes más cercanos a la cancha, en los cuales no hay viviendas ocupadas, los propietarios viven bajo el marco de la legalidad y estarían dispuestos a ceder los edificios teniendo en cuenta un concepto indemnizatorio por los perjuicios ocasionados por la situación. Allí se formaría un túnel abajo de las tribunas nuevas, donde además está contemplada la explotación de los negocios que funcionarán debajo.