economia 291 Visitas

La recaudación sufrió otro duro golpe en mayo: cayó 22% por efecto del Covid-19

Publicado 03/06/2020 | 08:45

Como consecuencia del abrupto parate económico ante la pandamia del Covid-19, la recaudación tributaria sufrió otra fuerte caída en términos reales durante mayo, estimada en torno al 22%, al registrar una suba de apenas 12,4% interanual, frente a una inflación superior al 40% en ese mismo período.

Como consecuencia del abrupto parate económico ante la pandamia del Covid-19, la recaudación tributaria sufrió otro duro golpe durante mayo, al registrar una fuerte caída del 22,3% en términos reales, según estimaciones privadas, en base a los datos reportados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

De acuerdo a los datos de AFIP difundidos este martes, los ingresos mostraron una suba nominal de apenas 12,4% interanual a $499.535 millones, muy por debajo de la inflación registrada en los últimos 12 meses, calculada por encima del 42%, de acuerdo a proyecciones de analistas.

Mayo sufrió el impacto total del aislamiento obligatorio, ya que la recaudación de sus impuestos correspondió al devengamiento con base en abril. La postergación de pagos por falta de liquidez y el devengamiento sobre una base imponible menor a causa de la recesión imperante en la economía argentina fueron los principales factores explicativos de las bajas.

¨Esta caída de mayo equivale a un faltante de $143.000 millones en la recaudación tributaria del mes, necesarios para mantenerla constante respecto a mayo de 2019¨, remarcó Nadín Argañaraz, economista del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

A la hora de explicar la caída real, se destacaron las bajas en IVA Neto, Ganancias y Aportes y Contribuciones, por la magnitud de sus mermas y su participación en la recaudación total. Con la inflación considerada en los últimos 12 meses, las caídas en tales impuestos fueron del 28%, 24% y 23% respectivamente, según datos del IARAF.

Paralelamente, cabe mencionar que Derechos de exportación fue el tributo que mostró la mayor caída interanual real, con una baja del 56%.

El IVA aceleró su caída interanual respecto a la baja de abril y del primer cuatrimestre del año, mientras que Ganancias aplanó la tendencia, mostrando un descenso interanual menor que en en el cuarto mes de 2020,

Desde el IARAF destacaron que Aportes y Contribuciones también mostró una merma interanual menor en mayo que en abril y su comportamiento, junto con el de Ganancias, fueron determinantes para que la recaudación de este mes muestre una caída interanual menor a la de abril (22,3% vs 23,4%).

Respecto a Ganancias, cabe recordar que el mes pasado se registró el vencimiento de la presentación y el pago de la declaración jurada del período fiscal 2019 para las sociedades con cierre de ejercicio diciembre.

La magnitud de la variación interanual del tributo informado no incluye los pagos a cuenta realizados por las sociedades que adhirieron a los Planes de Facilidades para cancelar el saldo de sus declaraciones juradas.

Este hecho está asociado a los beneficios dispuestos por el organismo para ofrecer alivio financiero y no afectar el total de los recursos tributarios del mes aunque impactó con fuerza al momento de medir la variación interanual del impuesto.

De esa manera, si se contemplan los ingresos correspondientes a los pagos a cuenta por los planes y no se consideran otros elementos vinculados a los cambios en la estructura del tributo, la variación interanual de Ganancias habría marcado en mayo una suba nominal del 23,2% en lugar del 9,5% que efectivamente mostró.

Respecto a la recaudación por los impuestos vinculados al mercado de trabajo, AFIP señaló que la misma también estuvo condicionada por "las medidas de política tributaria diseñadas para amortiguar el impacto económico del aislamiento social, preventivo y obligatorio sobre el empleo y los ingresos salariales".

Entre las herramientas implementadas en mayo se destacaron la prórroga por dos meses del componente SIPA de las contribuciones patronales y la reducción en la alícuota.

En la comparación interanual, también incidió en forma negativa el mayor acogimiento a Planes de Facilidades de Pago por las obligaciones vencidas en el mes.

Con estos estos, desde el IARAF aseguraron que en el acumulado de los primeros cinco meses de 2020 la recaudación computó una pérdida real mayor al 13%.