politica 3254 Visitas

Mariana Contartessi en LT4: ¿Podrá el Gobierno pasar de la crítica a la seducción del electorado?

Publicado 13/08/2019 | 17:00



Será la tarea pendiente de la administración de Mauricio Macri de acá a octubre. Hasta el momento sin anuncios, ni modificación de la política económica, los resultados para irreversible para Cambiemos o Juntos por el Cambios.

La periodista Mariana Contartessi analizó el escenario político y económico tras las PASO del domingo. En diálogo con Agencia Hoy y LT 4 sostuvo que la incógnita hasta octubre, más allá del comportamiento del mercado, que provocó una devaluación de la moneda argentina, estará el conocer como se reacomodará el presidente en su ejercicio del poder.

La primera reacción no fue favorable, ya que durante la conferencia de prensa que brindó ayer junto al candidato a Vicepresidente de “Juntos por el Cambio”, Miguel Pichetto, el presidente “salió a cuestionar el voto del electorado que eligió a (Alberto) Fernández o (Roberto) Lavagna, porque no los apoyan políticamente. Si bien el destinatario fue el kirchnerismo, en la realidad se cuestionó a todo el electorado que no los voto”.

Entre la contundente derrota y el lunes “negro” en materia económica, Macri deberá enfrentar una devaluación importante, que afectará claramente a la sociedad argentina en general. La agenda presidencial post resultado electoral marcó reuniones de gabinete, encuentro con dirigentes de peso del oficialismo nacional, pero sin anuncios a la vista. El Gobierno “está buscando anuncios como elevar el monto del impuesto a las Ganancias, créditos para PYMES y beneficios extras para reactivar el consumo, no sé si alcanzará para obtener voto, pero sí por los menos recuperará la iniciativa”. Algo importante en un “Gobierno que no ha hecho ningún anuncio en campaña relevante, ni ha modificado su política económica en estos años”, expresó la columnista.

Contartessi contó que, dialogando con diversos analistas de encuestas, entienden que “matemáticamente es imposible” revertir o mejorar en octubre el resultado obtenido por el oficialismo nacional. Incluso se diluye la chance de forzar un eventual ballotage: “Ni si Fernández dijera algo que molestara al electorado perdería puntos, debería pasar algo muy brutal como para que perdiera tanta porción de votos. Realmente (el Gobierno) está muy lejos de seducir a los votantes, cómo logra salir de ese 32% y convencer al electorado de Lavagna, la Izquierda o del propio Alberto” que los voten en elecciones generales de octubre.