economia 117 Visitas

En un año los precios regulados aumentaron un 63% en la canasta básica del NEA

Publicado 20/04/2019 | 09:35

En términos interanuales, transporte y servicios fueron los ítems que traccionaron la inflación en el Nordeste. Estos forman parte de la categoría de valores regulados, es decir, que dependen de la intervención del Estado.

En tan sólo un año los productos y servicios regulados que integran la canasta básica del NEA que mide el Indec, aumentaron un 63 por ciento. Se trata de la cifra más alta del trimestre y se prevé que en el transcurso del 2019 esta tendencia se reduzca tras el anuncio del Gobierno nacional de congelar tarifas. Con 5,1 por ciento en marzo, la inflación del Nordeste fue la más alta de las regiones del país.

En términos interanuales, alcanzó el 57 por ciento, según datos  publicados en la semana por el Indec. En este mes los artículos relacionados con el regreso al cole terminaron por traccionar los números  con una variación del 22 por ciento sólo en el tercer mes del año.

Si bien por un factor estacional la canasta básica del Noreste se exhibió elevada, lo cierto es que esta ya registraba una tendencia alta en períodos anteriores, impulsada por los valores regulados. Esto explicaría por qué, en el análisis interanual y por  categoría, estos se incrementaron un 63 por ciento.

Los precios llamados regulados forman parte de una categoría que implementó el Indec desde 2016. El propósito consistió en acercar una herramienta más de análisis de la evolución del Indice de Precios al Consumidor (IPC). Esta clasificación incluye: los regulados, estacionales y el IPC núcleo.

Según consigna el propio organismo nacional, entre los regulados se encuentran los  bienes y servicios cuyos precios están sujetos a regulación o tienen alto componente impositivo. Este es el caso de combustibles para la vivienda, electricidad, agua y servicios sanitarios, sistemas de salud y servicios auxiliares, transporte público de pasajeros, funcionamiento y mantenimiento de vehículos, correo, teléfono, educación formal y cigarrillos y accesorios.

En el grupo de los bienes y servicios con comportamiento estacional se pueden mencionar las frutas, verduras, ropa exterior, transporte por turismo y alojamiento y excursiones. El IPC núcleo, en tanto, lo conforma el  resto de los grupos del indicador. Se estima que es el que marca una real inflación, en términos de mercado.

En marzo, la inflación núcleo en el NEA fue de 5 puntos, al igual que los valores estacionales. Esto, frente a una variación del 5,8 por ciento de los precios regulados. En términos interanuales, el primer grupo registró un incremento del 58,5 por ciento en el Nordeste argentino, y del 42,3 por ciento. Números bajos en relación con el 63,4 por ciento de los regulados.

A primera vista, pareciera que los regulados, los que dependen de la intervención del Estado, fueron los que abonaron la inflación de modo tal que en marzo trazaron un récord. Desde 1991 que no se observaban cifras tan elevadas, según compararon medios nacionales, cuando se difundieron las cifras oficiales esta semana.

La primera reacción del Gobierno nacional fue anunciar un paquete de medidas de contención de la inflación que no terminó de convencer a algunos sectores económicos. Algunas de estas iniciativas fueron propuestas que conversaron con los gobernadores de Cambiemos, entre ellos, el correntino Gustavo Valdés. También, el freno a los tarifazos fue un pedido tanto de la mesa de conducción del radicalismo nacional y de la oposición que semanas atrás no pudo tratar un proyecto de estas características en el Congreso.

En líneas generales, lo que el presidente Mauricio Macri anunció fue un acuerdo con unas 60 empresas líderes para congelar los precios de unos 60 productos esenciales, básicamente alimentos; como así, no disponer nuevos aumentos en la tarifa de servicios públicos a través de los tarifazos en el sistema mayorista, como suele suceder con la electricidad. Además, lanzarán un nuevo plan de crédito de Anses para estimular el consumo, como una nueva línea Procrear, entre otros puntos.

En Corrientes se evaluaban las medidas. Desde el Gobierno Provincial, el ministro de Industria había manifestado que trabajarán con las Pymes por medidas impositivas, además de los controles habituales, mientras que en los supermercados se esperaba la lista de los precios cuidados por Nación. No obstante, se desconoce si esto implicará un freno en la tarifa eléctrica, ya que, según habían aclarado desde la Dpec, la inflación podría incidir en otros costos del servicio, más allá de lo que determine el mercado mayorista. Esto significa que operan varios factores en el aumento de la luz, el cual, vale recordar, venía  impactando en el bolsillo de  los usuarios en sintonía con los incrementos autorizados por Nación.

Vale recordar también que en términos interanuales, la inflación en el Noreste fue del 57,6 por ciento. A nivel nacional alcanzó el 54,6 por ciento. En este sentido fue la más alta del país y en el ranking le siguen Cuyo, con una suba del 56,8 por ciento entre marzo de 2018 e igual mes pero de 2019. Luego, continúa el Noroeste, con 55,5 por ciento, de acuerdo con información publicada por el Indec.

Transporte fue el ítem que más incremento registró en la región, con un 69,8 por ciento interanual. Después se ubicó servicios, con 66,6 puntos si se compara marzo de 2018 con igual mes de 2019. Esto incluye vivienda (mantenimiento y alquiler), electricidad, agua y gas. Alimentos y bebidas registraron un incremento del 64,1 por ciento en el Nordeste argentino. El rubro salud contabilizó una suba del 60,2 por ciento, según información publicada por el organismo nacional.