economia 199 Visitas

Venezuela reemplaza al dólar por el euro y el yuan en su comercio exterior

Publicado 18/10/2018 | 09:25

Estas medidas económicas se tomaron debido a la imposibilidad de realizar transacciones con la moneda estadounidense en el mercado cambiario venezolano, según anunció el gobierno.

El Gobierno de Venezuela dejará de usar el dólar como moneda de referencia para sus operaciones cambiarias, y lo reemplazará por el euro y el yuan, en respuesta a las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos a funcionarios e instituciones venezolanas.

Así lo anunció el vicepresidente económico de Venezuela, Tareck El Aissami, quien dijo a los periodistas que su país utilizará en adelante "el euro y otras divisas convertibles" como moneda de referencia "en todas las transacciones" del mercado cambiario.

El Aissami había anunciado ya esta medida en septiembre de 2017, cuando el gobierno que encabeza Nicolás Maduro señaló que avanzaba hacia la implementación de "un nuevo sistema de pago internacional" alternativo al dólar, a través de una "canasta de monedas" como el yuan, el rublo, la rupia y el euro.

El funcionario dijo que el gobierno estadounidense impuso nuevas sanciones "que bloquean la posibilidad de seguir transando en el mercado cambiario venezolano en la divisa llamada dólar", y calificó esas restricciones como ilegales, arbitrarias y contrarias al derecho internacional. "Han afectado las operaciones en divisas (...), ningún país, salvo Cuba, ha sufrido ataque esta magnitud, ataques multiforma", añadió.

En Venezuela rige desde 2003 un estricto control de cambios que limita a empresarios y a particulares el acceso a las divisas, necesarias para la adquisición de materias primas, fármacos y alimentos.

En la actualidad, el mercado cambiario oficial de Venezuela funciona mediante un sistema de subastas, cuyos resultados dejaron de expresarse en dólares meses atrás.

El Aissami señaló al respecto que el gobierno venezolano ofertará en noviembre y diciembre unos 2.000 millones de euros, un anuncio que implica el retorno del Estado a un mercado ávido de divisas.

"(Van a) tener divisas a una tasa real, no criminal", indicó en referencia a la cotización del dólar, que triplica en el mercado paralelo la tasa oficial.