Argentina, entre los países que más aumentaron de peso en pandemia

Publicado 22/01/2021 | 19:00

La información que surge de la medición es un llamado de atención y profundiza un problema de salud pública que la Argentina arrastra desde hace años.

Un sondeo realizado por la consultora internacional IPSOS sobre 30 países arrojó que la Argentina se encuentra en el puesto 5 de las naciones que más subieron de peso durante la pandemia de coronavirus.

La encuesta contó con la participación de 22.000 encuestados de entre 16 a 74 años y de los datos recabados se desprende que, a nivel global, el 31% de los participantes afirmó que sumó kilos en el último y atípico 2020.

Según el informe, el aumento promedio fue de  6,1 kilos, aunque nuestro país superó la media con 7,9 kgs y se ubicó por detrás de México (8,5) y Arabia Saudita (8).

La información que surge de la medición es un llamado de atención ya que profundiza un problema de salud pública que la Argentina arrastra desde hace años: 6 de cada 10 ciudadanos tienen sobrepeso u obesidad.

¿Home Office u oficina?
En medio de la pandemia, los trabajos de muchos argentinos tuvieron que adaptarse a la nueva realidad. Varias personas tuvieron que salir de la oficina y aprender a trabajar desde el hogar. Al respecto, se conoció una relevamiento en el cual se sostiene cuál es la preferencia de los argentinos.

En este sentido, luego de que se regulase la Ley de Teletrabajo, se conoció que un 47% de los argentinos prefiere un formato mixto de oficina y trabajo remoto como formato ideal y permanente cuando pasen los efectos de la pandemia de COVID-19.  Sin embargo, existen otras respuestas que también sumaron variantes.

Un 19% asegura que preferiría seguir trabajando siempre desde su hogar, mientras que apenas un 6% sostiene que quisiera trabajar desde la oficina en el momento de que se levanten todas las restricciones. Por otro lado, también hay un 17% que sostienen que elegirían una modalidad que le diera flexibilidad para cambiar con libertad sus horarios de trabajo.

En ese mismo sentido, también hay un pequeño porcentaje que que se inclina por un formato que le permita elegir cuándo trabajar desde el hogar, y un restante 5% de los trabajadores argentinos optaría por trabajar de forma remota.  No obstante, también el mismo estudio de Randstad reveló que el 80% de los encuestados en la Argentina siente que tiene el equipamiento y la tecnología para afrontar la digitalización en su trabajo.