policiales 223 Visitas

Arrestaron a comisario de Capioví por la venta partes de vehículos secuestrados

Publicado 30/09/2020 | 15:35

Se trata del comisario Luis Alberto Salazar (41), quien fue apresado por el delito de "hurto agravado, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

El jefe de la comisaría de la localidad misionera de Capioví fue detenido hoy, acusado de la desaparición y venta de partes de motos y autos que se encontraban secuestrados en la dependencia a su cargo, informaron fuentes policiales.

Se trata del comisario Luis Alberto Salazar (41), quien fue apresado en las últimas horas por orden del juez de instrucción de la localidad de Puerto Rico, Leonardo Manuel Balanda Gómez, que lo acusó del delito de "hurto agravado, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

La investigación, a cargo de Gendarmería Nacional, comenzó tras la denuncia de dos oficiales de esa comisaría. Los oficiales aseguraron ante la Jefatura de Policía que Salazar participaba de manera directa del desguace parcial de automóviles y motocicletas secuestradas para venderlos a vecinos de la zona.

En una oportunidad, uno de ellos se habría negado a asumir un turno de guardia porque al requisar el parque o predio donde se guardan motocicletas secuestradas por diversas infracciones detectó que faltaban ocho vehículos, dijeron las fuentes policiales.

En allanamientos llevados a cabo por Gendarmería, bajo la orden y supervisión del juez, se secuestraron los libros de guardia y una motocicleta de la dependencia. Mientras que en varios talleres mecánicos de la zona se logró secuestrar un Fiat 147 y una Honda Twister que le faltaban piezas y accesorios. En tanto que de la casa del jefe policial se llevaron documentación y herramientas de taller.

El jefe de la Policía de Misiones, Zenón Víctor Manuel Cabrera, firmó el pasado sábado la disponibilidad del comisario y de otros dos policías involucrados en la investigación, un sargento de 38 años y una cabo primera de 28. Salazar permanece alojado en la comisaría de Ruiz de Montoya a la espera de nuevas actuaciones.