"10 Años de periodismo"

11:55 h | 11/01/2017

“La prioridad del Estado debe ser garantizar derechos básicos y no profundizar el castigo”

Referentes de la CTA, ATE, de los partidos Obrero, Socialista, Unidad Popular y militantes sociales de diversos sectores ratificaron el NO a la baja de la edad de imputabilidad en la Argentina.

POSADAS.- La participación de adolescentes en delitos graves en Misiones y en  el país es ínfima por lo que pretender instalar la baja de la edad de imputabilidad en la agenda pública es simplemente desviar la atención de los verdaderos problemas que aquejan a los ciudadanos y en particular a los niños, niñas y adolescentes.

Así lo destacaron ayer referentes de la CTA, ATE, de los partidos Obrero, Socialista, Unidad Popular y militantes sociales de diversos sectores ratificaron el NO a la baja de la edad de imputabilidad en la Argentina. Denunciaron que quien incumple la ley es el propio Estado quien no garantiza los derechos a la alimentación, la salud, la vivienda, la educación de niños, niñas y adolescentes.

“La provincia de Misiones tiene prioridades como el hambre, la desocupación, la precarización laboral, la falta de vivienda,  la exclusión de cientos de familias  en asentamientos sin acceso  derechos básicos, problemas para el acceso a la salud, la educación,  situación que pone en riesgo a miles de niños, niñas y adolescentes, ese debería ser el tema central en la agenda hoy y no seguir profundizando el castigo a sectores ya castigados”.


Según datos aportados por la Subsecretaria de Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, para el periodo 2015,  delitos graves como los homicidios dolosos o intencionales no están relacionados a otros. “El carácter extremo de violencia que caracteriza a los homicidios suele ubicar a estos hechos en una relación estrecha con el fenómeno de la criminalidad, activando intensos debates en la opinión pública. Sin embargo, y tal como se desprende de las investigaciones realizadas por esta Dirección sobre el tratamiento judicial de estos delitos, la muerte de una persona en manos de otra no es producto frecuentemente –ni en la mayoría de los casos- de situaciones vinculadas a la comisión de otros delitos, como robos por ejemplo, sino de conflictos interpersonales resueltos de manera violenta en un grado extremo”.

Esta misma fuente  apunta además que los menores de 18 años, sin especificar si incluye a los no punibles -menores de 16-,   involucrados en homicidios dolosos en Misiones durante el 2015  representan  apenas el 1%  de la población penalizada por lo que lejos están de ser un problema de seguridad pública.


En tanto en el 2013 el Instituto de Investigaciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación realizó un relevamiento en toda la provincia sobre esta misma temática. Los datos arrojados por ese trabajo también fueron contundentes en este sentido,   “No se ha registrado homicidios  dolosos consumados cometidos por menos no punibles”.


La convocatoria de este martes en CTA sirvió para visibilizar estas cuestiones y sobre todo para remarcar la necesidad de denunciar la situación de exclusión, pobreza extrema, desocupación  de   miles de familias en toda la provincia. “Necesitamos llegar a los niños desde temprano, el Estado debe cubrir sus necesidades básicas, cuidarlos, protegerlos, y no pensar en ellos a  los 14 solo para el castigo” y agregaron que pensar en la baja de la imputabilidad es reforzar el aparato represivo del Estado, la selectividad del sistema penal y extender el control de las poblaciones más empobrecidas a través de la criminalización cada vez más temprana y más extendida.


La próxima reunión será el martes 24 a partir de las 18 en CTA A. El espacio sigue abierto para que otros sectores comprometidos con la problemática  se sumen.

COMENTARIOS