00:00 h | 09/01/2017

#Polémica: investigan los fondos del Plan Argentina Trabaja en Posadas

La Justicia investiga si hubo desvíos por $ 15 millones, a través de facturas por servicios no realizados; hay cooperativas bajo la lupa.

POSADAS. La Justicia Federal investiga una presunta malversación de fondos del Plan Argentina Trabaja durante 2015, en una causa que busca determinar si fueron desviados, a través de facturas por servicios que no se otorgaron, $ 15 millones girados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.

En aquellos años la cartera nacional era dirigida por Alicia Kirchner, hermana de Néstor y cuñada de Cristina Fernández. En Misiones el actual intendente filo kirchnerista Joaquín Losada, manejaba a gusto y piacere estos planes que bajaban a la homónima cartera provincial que él dirigía. Bajo la lupa también están las cooperativas beneficiarias del programa en la Capital provincial, a partir de un informe que elaboró el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), que reportó domicilios apócrifos y otras supuestas irregularidades.

La causa, se encuentra en una etapa de recolección de pruebas. Según pudo conocer AgenciaHoy de fuentes judiciales, en particular están bajo pesquisa un grupo de facturas por la compra de materiales, herramientas, uniformes y calzados. La Justicia quiere conocer si los servicios que allí figuran fueron efectivamente prestados, y ya le solicitó información a la AFIP, tras tomar declaraciones testimoniales.

El Plan Argentina Trabaja está orientado a que los trabajadores se asocien en cooperativas y realicen tareas de mejora de infraestructura, limpieza y trabajos en talleres. Los fondos son girados por el Ministerio de Desarrollo Social de Nación y administrados por los ministerios equivalentes provinciales. Aunque esto cambió a partir de una maniobra de dudosa legalidad por parte de Losada a días de cambiar las autoridades nacionales.

Cuando este era Ministro de Desarrollo Social en 2015, a través de “marañas” institucionales de dudosa procedencia hizo que estos fondos (Argentina Trabaja) se re direccionen hacia el municipio que él actualmente dirige. Esto por supuesto lo ejecutó a días del cambio de autoridades y a sabiendas de que a partir del 10 de diciembre de 2015 asumiría como nuevo jefe comunal posadeño, y en Nación habría un Gobierno con un color político diferente al del kirchnerismo; con el cual no poseería tanta discrecionalidad con el manejo de estos fondos. De ahí su apuro para modificar los cursos normales de estos codiciados fondos.

Se estima que el plan Argentina Trabaja, desde Nación, baja cerca de 4 mil planes. Pero en realidad el municipio solo registra cerca de 300 empleos. La pregunta es que sucede con los 3700 contratos restantes.

Según pudo conocer este medio, la Inaes, que este año viene realizando un relevamiento general del programa Argentina Trabaja, le presentó a la Justicia un informe con la situación de las 22 cooperativas de Posadas. Según ese documento, en siete casos se constató que las entidades tenían "domicilios inexistentes", dos resultaron ser "terrenos baldíos", en cuatro que habitaban otras personas, dos estaban radicadas en terrenos pertenecientes a funcionarios municipales y en cinco no se encontraba nadie en el lugar.

A partir de estas irregularidades del programa, Nación está pensando en reordenar esta situación. No dejarán de enviar fondos a la provincia, pero se tiene la decisión de que el plan Argentina Trabaja, vuelva a tener los cursos institucionales correctos.


Una mancha gris en una pared blanca…

El actual ministro de Desarrollo Social de Misiones, Lisandro Benmaor está muy decepcionado con la gestión de su antecesor Joaquín Losada. Es de público conocimiento que el actual intendente había dejado los números en rojo. Proveedores a quienes se les debía millones de pesos. Los cuales casualmente tenían siempre algún tipo de conexión con el actual intendente. Promesas incumplidas con el personal de planta y una montaña de “ñoquis”. Parte de la famosa herencia.

Por el momento hay silencio sobre esta situación delicada en Desarrollo Social. Pero si este mutismo se extiende puede llegar a afectar al propio Benmaor.  Ya lo dice la frase: “una mancha gris se ve más en una pared blanca que en una negra”. Se sabe de la honestidad del actual ministro, pero si llegara a callar más tiempo, se convertiría en cómplice de la corrupción de la gestión anterior. Y cuando un político construye su imagen sobre las bases de la “moralidad”, esta se ve muy afectada cuando se encuentran situaciones que no condicen con la construcción de su perfil político, y como consecuencia sería un funcionario más que “predica moral, pero no la practica”. Y como conclusión: adiós a su carrera política. Todo gracias a su “amigo” Losada.

COMENTARIOS