politica 84 Visitas

Tras casi cuatro años sin datos oficiales, en Venezuela la inflación trepó 130.060%

Publicado 29/05/2019 | 13:00

La inesperada divulgación de cifras por parte del Banco Central de Venezuela refleja el colapso de la economía que ha causado una crisis humanitaria

El Banco Central de Venezuela (BCV) informó este martes que la economía del país se hundió un 22,5% en el tercer trimestre de 2018 respecto al mismo lapso de 2017, luego de casi cuatro años sin divulgar los indicadores económicos. En 2015, el chavismo había informado que la inflación había sido del 180%. Fue la última vez que brindó datos oficiales.

Los datos del emisor revelan que el sector petrolero retrocedió un 25,8% y el no petrolero cayó un 22% en el período reportado. De esa última área, los más golpeados fueron las actividades de manufactura y construcción.

La inesperada divulgación de cifras por parte del BCV reflejan el colapso de la economía que ha causado una crisis humanitaria. El régimen de Nicolás Maduro atribuye los problemas a una "guerra económica", pero opositores y economistas aseguran que es por el modelo de controles que se arrastra por años.

Ante el retraso en la presentación de los datos oficiales, la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, desde hace dos años comenzó a calcular la variación de los precios, que en 2018 estimó en 1.698.000%. Pero el BCV reportó que el pasado año la inflación se ubicó en 130.060%.

Según la información divulgada por el emisor, la inflación de abril fue de 33,8%.

A fines del 2018, el Fondo Monetario Internacional presionó a las autoridades del BCV para que entregaran al organismo los datos sobre el desempeño de la economía y la balanza de pagos; y, en aquel momento, se presentó una información parcial a la institución.

El Banco Central, además de los precios y el resultado de la economía, reportó los ingresos y egresos del 2018.

En 2018, los ingresos por exportaciones petroleras, principal fuente de divisas de la nación OPEP, retrocedieron un 6,68% a 29.810 millones de dólares. En 2017 ascendieron a 31.497 millones de dólares. La caída obedeció a la menor producción de crudo, que se ubica en niveles de hace unos 70 años.

La actividad petrolera ha estado afectada por la falta de inversiones y mantenimiento, así como por las sanciones impuestas por Washington que buscan presionar al gobierno de Maduro, considerado ilegítimo por Estados Unidos y decenas de países tras una cuestionada reelección.

Las importaciones en 2018 sumaron 14.866 millones de dólares, un 23,8% más respecto a 2017 cuando alcanzaron los 12.023 millones de dólares, según los datos oficiales. El repunte obedeció al crecimiento de las compras externas petroleras que superaron los 9.000 millones de dólares.

Sin embargo, esas adquisiciones de bienes en el exterior distan de las registradas hace unos cuatro años, cuando superaban los 30.000 millones de dólares.

El BCV informó que la deuda externa total del país tanto pública como privada cerró el 2018 en 111.146 millones de dólares.

En medio de la crisis política, el jefe del Congreso, líder de la oposición venezolana y presidente interino venezolano, Juan Guaidó, invocó artículos de la Constitución para asumir como presidente encargado del país. Parte de su estrategia apunta a la reestructuración de la deuda pública.

Los datos de la Asamblea Nacional

Ante la falta de datos oficiales por parte del régimen, la opositora Asamblea Nacional venezolana vino reportando los índices en materia económica. Hace 20 días, el Parlamento dio información al respecto.

"La inflación del mes de abril es del 44,7 % (…) y esto nos da una inflación acumulada de 665,9 % (en lo que va de año) y una inflación interanual (…) del 1.304.494 %", dijo en rueda de prensa el miembro de la comisión parlamentaria Ángel Alvarado.

El diputado y economista indicó que luego de que entre marzo e inicios de abril los precios de los productos se mantuvieran, en las últimas tres semanas se ha acelerado su crecimiento.

Reiteró que las "razones profundas del colapso de la economía no se están atacando", y señaló que según estimaciones del Parlamento, de clara mayoría opositora, los venezolanos que perciben salario mínimo solo pueden comprar el 1 % de la canasta básica alimentaria, pese a que hace más de una semana hubo un aumento que duplicó el ingreso mínimo mensual.

Aunque el incremento del salario no fue publicado de manera oficial, gremios de trabajadores del sector público han informado que su sueldo pasó de 18.000 (3,45 dólares, según la tasa oficial) a 40.000 bolívares (7,68 dólares).

"Por más que haya ajustes, el salario cada vez compra menos (…) según nuestras estimaciones la canasta básica alimentaria se acerca a 1.171.732 bolívares (225,21 dólares) para el sostenimiento de una familia estándar (4 personas) en Venezuela", agregó.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras probadas del mundo, atraviesa una severa crisis económica traducida, además de hiperinflación, en escasez de medicamentos y fallos en los servicios públicos.