"11 Años de periodismo"

18:00 h | 12/06/2018

Finalmente la CGT lanzó un paro nacional para el 25 de junio

Así lo informaron los integrantes del triunvirato en conferencia de prensa, detallando que será de 24 horas y sin movilización.

La decisión se conoció cuando se reunió el Consejo Directivo de la central a discutir a puertas cerradas tras la suspensión de la reunión con el Gobierno en el Ministerio de Trabajo.

Según pudo saber ámbito.com de fuentes oficiales, el encuentro clave previsto para este martes de las 11 en Casa Rosada se pasó hoy mismo al mismo horario en la sede de Alema 650 de la cartera laboral. Pero luego, por las demoras, se postergó a las 12. Finalmente se canceló.

Desde Trabajo aseguran que los funcionarios "estaban listos" para recibir a los sindicalistas, que tenían anunciado arriba con una comitiva diezmada, respecto de la anterior reunión en Casa Rosada de la semana pasada.

Según informó Ámbito Financiero, por el Ejecutivo irían el vicejefe de Gabinete Mario Quintana y los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Jorge Triaca, recién regresado de Ginebra, donde participó de la cumbre de la OIT.

En tanto, por la parte gremial ya se habían anunciado tres faltazos: Carlos Frigerio y Jorge Sola, alineados con Hugo Moyano, y el ferroviario Omar Maturano. La ausencia del líder de La Fraternidad despertó todo tipo de suspicacias: ¿Los trenes adhieren al paro camionero? Todavía no se sabe.

Antes de la suspensión y luego de una renunión de gabiente con Mauricio Macri a la cabeza, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dialogó con la prensa acreditada en la Rosada, sobre las expectativas de este segundo cónclave para evitar el tercer paro contra la administración de Cambiemos. "Es muy valioso que tengamos ámbitos para definir en forma concreta los proyectos, temas, inquietudes, para poner en primer lugar las condiciones para los trabajadores: que sean mejores, con mejores condiciones de remuneración. Es todo lo que venimos discutiendo", sostuvo Peña, sin saber de la cancelación.

Según había trascendido, los sindicalistas tenían previsto insitir en sus cinco pedidos concretos, pero además tenían planeado avanzar en la discusión de otros dos puntos: frenar las importaciones y proyeteger a las pyumes. Para no adherir al paro, la cúpula cegetista ya pidió reabrir las paritarias, recibir fondos adeudados de las obras sociales, eximir el medio aguinaldo de junio del pago de Ganancias, retirar el proyecto de ley de reforma laboral y frenar los despidos con una norma.

Con la intención de desactivar la medida de fuerza, a la que hoy mismo se suman las dos CTA y decenas de gremios enrolados en la Corriente Federal, el Gobierno ya ofreció hasta $ 6.000 millones para las obras sociales y oficializó por decreto un aumento de 5% en todas las paritarias que cerraron por 15%. La última carta que se iba a jugar el Gobierno era quitar Ganancias del aguinaldo, pero el costo fiscal de esa medida habría echo replantearse la oferta.

Además, desde las usinas oficialistas deslizaron que en la Casa Rosada no descartaban "limar" el texto de la reforma laboral, quitando los cambios en las indemnizaciones. Sobre los despidos dijeron que estarían estudiando la viabilidad de sacar una resolución que "recomiende" el congelamiento de las plantillas. Todo esto quedó en stand by, con el diálogo entre las parte cortado.

A las 17 se reunirá el Consejo Directivo de la CGT para informar los pasos a segurir. En Azopardo 802 se espera un arduo debate entre los gremialistas que apuesta al paro para enfrentar las políticas del Gobierno y los que buscan una negociación amigable para conseguir atenciones.

En medio de las tratativas y las tensiones sindicales, los Moyano ratificaron el paro de Camioneros el próximo jueves, lo cual agitó aún más la interna de la central obrera entre los más "combativos" y los más "dialoguistas", encarnados estos últimos en el daerismo.

COMENTARIOS