"11 Años de periodismo"

18:05 h | 30/01/2018

Ajuste en incómodas cuotas

El comienzo del 2018 no es muy alentador para los usuarios de EMSA y las cooperativas eléctricas de la provincia. Si tuviéramos que hacer una evaluación de servicio a las empresas de electricidad nos encontraríamos con un fuerte rechazo generalizado expresado por la mayoría de los Misioneros.

Los cortes de luz en todos los barrios misioneros, la poca inversión realizada por la empresa y las cooperativas, la política interna con apriete del sindicato, un servicio que funciona cada vez peor y el precio de las boletas con aumentos que superan los 300%, dan como resultado un entendible malestar en todos los usuarios. Por su parte, no debemos olvidar que nuestra provincia sigue sufriendo la quita de subsidios, siendo relegada por las políticas centralizadas del Gobierno Nacional, el cual desconoce la realidad socioeconómica desde la capital del país.

Y como si todas estas inconsistencias no fueran suficientes, la única respuesta que tuvo la empresa (EMSA) fue la posibilidad de financiar en 5 meses las boletas mal facturadas en los meses de diciembre 2017 y enero 2018, y solamente para los casos donde reconocen una sobrefacturación.

El día 23 de enero Podemos Misiones presentó notas a las autoridades de la empresa EMSA y en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, con el objetivo de revisar el sistema de facturación completo, al no encontrar un patrón estable de facturación entre las variables de consumo/precio. Ante la Defensoría se presentaron 200 casos de usuarios que son testigo fiel de que la facturación no condice con los aumentos programados por la empresa (35% de aumentos).

En el año 2017 finalizó una auditoría a la empresa EMSA solicitada por el Gobierno de la Provincia, mediante licitación pública, y llevada adelante por el estudio contable encabezada por el señor Pedro Daniel Cid. Desde nuestro espacio político exigimos que se muestren públicamente los resultados de esta auditoría para comprender, aunque sea en parte, la realidad de la empresa.

Expresamos desde Podemos un sentimiento de indignación ante este accionar injusto, ofensivo y perjudicial de la empresa, rechazamos de manera rotunda la resolución de EMSA de financiar un error propio y no devolver el valor sobrefacturado.

Los usuarios no tenemos la culpa de este error y no tenemos por qué pagarlo. Llevaremos el reclamo hasta las últimas instancias posibles y “que el último pague la luz”.

COMENTARIOS