informacion_general 185 Visitas

Caso Santa Cruz: “sabía que quedaría libre, esa es la diferencia del pobre con el que tiene un poco más”

Publicado 08/07/2019 | 11:50



Lo expresó Irene Paré, viuda del Topo Cabrera, el empleado municipal que murió luego de la abogada lo embistiera y lo matara en 2016.   Había sido condenada a 4 años de prisión por el homicidio pero “estuvo detenida cinco meses”.

La ex Miss Argentina Rocío Santa Cruz obtuvo su libertad el sábado pasado luego que la jueza, Georgina López Liva hiciera lugar a un pedido de hábeas corpus presentado por la defensa. El mismo, le había negado el juez Fernando Verón, sin embargo, su libertad se hizo efectiva desde el 6 de julio a las 14:00.

Santa Cruz, había sido condenada, en noviembre de 2018, a cuatro años de prisión efectiva por encontrarse penalmente responsable del homicidio culposo de Ramón “Topo” Cabrera, a quien atropelló y mató en 2016.

En declaraciones a Agencia Hoy y LT 4, Irene Pare, viuda de Cabrera, expresó su “indignación” por la resolución de la magistrada López Liva. “Mis tres hijos tienen bronca, nadie piensa en nosotros”, agregó.

En tal sentido, teniendo en cuenta los vericuetos legales y el comportamiento de Santa Cruz que hasta incluso viajó fuera del país, aunque la Justicia se lo impedía, Irene indicó: “en el fondo, sabía que iba a quedar libre, esa es la diferencia del pobre con el que tiene un poco más”. Y añadió: “tiene como cinco abogados y tengo solo uno”.

Posteriormente se preguntó: “si ella a no cumplió una obediencia del juez, ¿qué me espera por la condena de topo? ¿van a dejar todo así?”.

La viuda de Cabrera también aclaró que “no está en contra del juez Giménez (César)” porque la condenó a cuatro años de cárcel, sin embargo, cuestionó por qué una vez finalizado el juicio, no la llevaron directo a la cárcel. “Esperaron a que se escape, todos saben por dónde anduvo. No le tengo bronca al Giménez, porque fue pasar por la autoridad del juez”, agregó.

“Mis hijos y yo tenemos depresión, estoy desempleada porque me despidieron antes que comience el juicio, ya que donde trabajaba eran sus conocidos. Cobro una pensión de la Municipalidad por ocho mil pesos, y nadie se preocupa por nosotros”, detalló la mujer para continuar “escuchamos que tuvo depresión, pero desde estuvo presa, porque antes de eso, los tres años después que mató a Topo, vivía de joda”.

Santa Cruz “estuvo cinco meses detenida, no creo que haya estado en una celda común, creo que estuvo en una oficina acondicionada”. Además, ejemplificó: “Si voy frente a su casa y tiro una piedra, enseguida tengo a toda la policía encima de mí. Y no sé por cuanto tiempo voy a quedar encerrada en una celda común. No es como el caso de ella, que borracha llevó por delante a una persona, lo mató, lo dejó tirado y se fue para su casa. Al otro día, mientras estábamos velando a Topo, se presentó a la comisaría, quedó en una oficina, llamó el juez, la liberaron y se fue a su casa, mientras eso, nosotros enterrábamos a mi esposo”.

Ya para finalizar, Irene expresó que prefiero morirse a tener un hijo asesino, “la mamá de ella (por Santa Cruz) la ayuda para que esté en su casa, y ¿a mis hijos quién los ayuda?”. También manifestó su rechazo por el arresto domiciliario, "quiero que cumpla su condena en una celda común. Creo en la Justicia y quiero seguir creyendo, ojalá que algo de todo esto se arregle”.