"10 Años de periodismo"

18:00 h | 10/01/2017

Desalojo y tensión entre la Policía y vendedores ambulantes en Once

El operativo policial comenzó a la madrugada entre las avenidas Corrientes y Rivadavia. Los puesteros cortaron Pueyrredón a la altura de la estación de trenes.

BUENOS AIRES.- Desde primera hora de la madrugada, la avenida Pueyrredón, en pleno barrio de Once, se convirtió en el escenario de un fuerte operativo policial que tenía como objetivo desalojar a los manteros instalados entre las avenidas Rivadavia y Corrientes. Aunque el procedimiento se llevó a cabo de forma ordenada, los disturbios llegaron después, cuando los puesteros se dispusieron a cortar Pueyrredón exigiendo que les devuelvan su mercadería.

Tras tres horas de corte, y previo pedido de desalojo por altavoz, un cordón de Infantería comenzó a avanzar sobre la avenida, con refuerzo policial y de Bomberos. Los manteros reaccionaron tirando piedras y trozos de baldosas que levantaban de las veredas, frutas y todo tipo de elementos, al tiempo que los efectivos de seguridad lanzaron bombas de estruendo y gas pimienta sobre los manifestantes y el resto de los peatones que pasaban por el lugar.

Hubo corridas, gritos, golpes y personas atrapadas entre los dos frentes del conflicto. También hay detenidos que, según se informó, son personas que estaban con sus rostros tapados y que no pertenecían al reclamo original.

A pesar de no poder evitar que les confisquen los productos que vendían de forma ilegal, los manteros decidieron permanecer en el lugar y cortar la avenida Pueyrredón, complicando más la circulación en la zona. "Nos robaron la mercadería, nosotros no robamos nada. No nos vamos a ir, que nos devuelvan los puestos. Todos pagamos coimas todos los días para trabajar acá", repetía una de las vendedoras afectadas por el desalojo, que afirmó estar en la zona de Once desde hace más de 15 años.

Durante el desalojo trabajaron 250 efectivos de la Policía de la Ciudad y 350 personas del Gobierno de la Ciudad. Además, participaron inspectores de espacio público, agentes de tránsito y personal de higiene urbana.Según los datos del operativo, se levantaron más de dos mil puestos.

COMENTARIOS