"11 Años de periodismo"

09:55 h | 11/01/2019

Entre la "genética" y un acuerdo cultural, un estudio disparó la polémica por la monogamia

El estudio reveló que la monogamia en el reino animal puede responder a una "fórmula genética".

Una investigación científica reveló que una "fórmula genética" puede ser la base de la monogamia en el reino animal. Sin embargo, algunos especialistas aclararon que no se puede extrapolar los resultados de este estudio a la especie humana, donde este tipo de unión responde a un "contrato cultural".

Cómo fue la investifación

A pesar de la "complejidad" de la monogamia como comportamiento, según definió el estudio en cuestión, el equipo de científicos de la Universidad de Texas a cargo de la investigación consideró "monógamos" a los animales que crean un vínculo de pareja estable, al menos durante el desarrollo de la estación de apareamiento, en el que se comparte el trabajo de criar descendientes y defender a los jóvenes de los depredadores.

Pero en la muestra también consideraron que el comportamiento era monógamo si, durante la etapa de evaluación, los animales ocasionalmente se aparearon con otros pero cumplían con el resto de las premisas, de acuerdo con la investigación publicada esta semana en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

Tras esa definición y coordinados por la bióloga Rebecca Young, los científicos reconstruyeron la evolución de diez especies de vertebrados, entre ellas algunas de ranas, peces y pájaros, en un período de 450 millones de años.

Diferencias entre especies

Como primera diferencia, la monogamia en los humanos "no es algo que esté determinado por la biología, sino que surge de un acuerdo cultural entre dos personas", resumió a Télam el médico y psicoanalista Juan Eduardo Tesone, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA).

En el estudio además se determinó que la "fórmula genética" transformaría a los animales no monógamos en monógamos al "apagar ciertas actividades en su cerebro" y activar otras, según ilustró la agencia EFE.

"La mayoría de la gente no esperaría que a lo largo de 450 millones de años las transiciones a comportamientos tan complejos -como la monogamia- sucedieran de la misma manera cada vez", sostuvo Young, primera autora del estudio.

Para el psiquiatra y sexólogo, Juan Carlos Kusnetzoff, estos resultados no se pueden extrapolar al caso de los seres humanos, donde "todo indica que la monogamia es un tema más vinculado con la sociología".

En este sentido, recalcó que existen elementos y creencias que indican que la monogamia "no es firme o taxativa", sino que existe la posibilidad de encontrar o convivir con varias personas.

Aunque sin referirse de manera puntual a esta investigación, el psicoanalista puso en duda la publicación de este "tipo de estudios" que suelen surgir con esos resultados y para ejemplificar sus dichos mencionó un pequeño relato.

"Esto es como el cuento de la araña", mencionó, y explicó que se trata de un hombre que tiene una araña de cuatro patas, a la que le va cortando cada una de ellas y en cada una de esas ocasiones la va llamando para que camine hacia él.

Hasta que llega el momento en que el arácnido se queda sin patas y cuando el hombre lo llama para que vaya hacia él y no lo hace, concluye en que "la araña está sorda", señaló Tesone.

Si bien no se refirió a esta "fórmula genética" como base de la monogamia en el reino animal, el especialista dijo que este es el cuento que suele recordar cuando surgen los resultados de ese tipo de estudios.

COMENTARIOS