"10 Años de periodismo"

08:45 h | 14/11/2017

YouTube busca frenar las versiones macabras de las animaciones infantiles

Peppa Pig, Dora la exploradora y los superhéroes de Disney aparecen en producciones apócrifas cargadas de violencia y conductas no aducadas para niños; reclamos a Google para que tenga más controles y verificaciones en su plataforma de video on line

BUENOS AIRES.- Beber lavandina, protagonizar una escena macabra en el dentista o usar armas de fuego no es un comportamiento propio de un dibujo animado infantil. Sin embargo, los llamados "dibujos basura" abundan en YouTube .

Algunos imitan a la famosa Peppa Pig ("Peppa la cerdita", en español), otros a superhéroes como Spiderman y a "Dora la exploradora" -bajo el sobrenombre de "Dora la seductora"- y algunos sitúan a personajes Disney en situaciones que distan mucho de poder ser catalogadas como "apropiadas" para niños.

Existen cientos de estos videos en YouTube, tanto en español como en inglés, y algunos generan millones de visitas.

Los ejemplos de sus conductas improcedentes son variados: desde peleas caníbales, hasta escenas cargadas de violencia sexual, consumo de drogas e incluso intentos de suicidio.

También hay animaciones de Minions cortándose la piel con una cuchilla de afeitar, dándole una paliza a un amigo o sufriendo un accidente de auto.

Varios usuarios de la plataforma llevan tiempo denunciando este fenómeno.

A principios de este año, la periodista de New York Magazine Laura June le contó a la BBC que descubrió a su hija de tres años mirando un video de Peppa Pig en el sitio de Internet en el que la cerdita "gritaba y lloraba mucho" durante su visita al dentista.

"La animación se parece lo suficiente a Peppa Pig como para que mi hija piense que es ella", explicó entonces June. En respuesta, YouTube decidió eliminar aquel video de Peppa Pig en el dentista y ciertos canales con ese tipo de material. "Nos tomamos las reacciones y sugerencias muy en serio. Apreciamos que la gente nos informe sobre contenido problemático para poder marcar los videos", explicaron en aquel momento responsables de la empresa a través de un comunicado.

Sin embargo, decenas de versiones de copias no autorizadas de esos y otros dibujos animados infantiles continuaron disponibles en sus canales.

Y la polémica ha ido en aumento hasta que , finalmente, YouTube ha optado por tomar nuevas medidas.

La solución en 3 pasos

El lunes pasado, el artista y escritor estadounidense James Bridle publicó un artículo en la plataforma de blogs Medium denunciando este tipo de contenido que "atemoriza y traumatiza" a los niños y asegurando que "algo anda mal en Internet" y que YouTube no hace lo suficiente para evitar el problema.

El artículo, disponible en inglés, recibió más de 155.000 interacciones y cientos de comentarios y fue ampliamente compartido a través de las redes sociales.

Ante el aluvión de críticas, el portal de videos de Google se ha defendido argumentando que lo va a combatir.

En primer lugar, sus responsables aseguraron que esos videos serán a partir de ahora catalogados como "no aptos para menores de 18 años". En ese caso, habrá un mensaje de advertencia para disuadir a los más pequeños.

Esa catalogación se hará ahora en tres niveles:

  • Algoritmos que gestionan la plataforma YouTube Kids, enfocada en el público infantil (donde también se dio el problema).

  • Operadores humanos, que supervisarán el proceso de filtración manualmente.

  • Moderadores que aprobarán o impedirán que el contenido sea publicado.

Además, YouTube dijo que los propietarios de algunos de los videos que fueron eliminados ya no podrán beneficiarse económicamente de los ingresos por publicidad a través de su canal.

No obstante, estas medidas solo se aplicarán si los videos son denunciados por los propios usuarios y catalogados como "no aptos".

Otras formas de evitar videos inapropiados en YouTube
  • Usar YouTube Kids en lugar de la versión general YouTube. Está disponible en 37 países, entre ellos Argentina, Australia, Canadá, EE.UU., España, Irlanda, México, Nueva Zelanda y Reino Unido.
  • Habilitar el "modo restringido" en YouTube, el cual permite "filtrar el contenido potencialmente inadecuado" en diferentes dispositivos (y está disponible en todos los idiomas).
  • Educar a los niños sobre el uso de YouTube: hablar sobre seguridad digital, navegar con ellos por Internet, gestionar herramientas de software para filtrar contenido y establecer ciertas normas.

Sonia Livingstone, experta en seguridad infantil en Internet y profesora de psicología social en la London School of Economics, le dijo a la BBC que "es perfectamente legítimo que los padres crean que algo que se llama Peppa Pig sea, efectivamente, Peppa Pig".

"Muchos han llegado a confiar en YouTube como una manera de entretener a su hijo durante 10 minutos mientras hacen una llamada telefónica. Deberían usar las herramientas de protección", agregó la especialista.

"Gran parte de este material es satírico, creativo o realmente ofensivo, pero se encuentra dentro de la libertad de expresión. Lo que necesitamos es protección para los niños".

COMENTARIOS