espectaculos 30 Visitas

Celeste Cid se convirtió en Susana

Publicado 16/07/2019 | 14:05

La actriz se puso en la piel de la diva para la serie “Monzón”. Interpreta los momentos en el que el boxeador y la conductora comenzaban su romance.

Celeste Cid se animó a convertirse en Susana Giménez para la serie “Monzón”. La actriz contó que antes de encararlo se comunicó con la conductora porque quería su aval y la diva se lo dio.

“Sentí que ella me dio su bendición. Para mí era súper importante tener su aval antes de comenzar a rodar. Le confesé mi amor por esa película y ella fue muy generosa conmigo. Cálida y angelada. ¡Hablamos de todo! Ella me contó que Daniel Tinayre no la dejaba maquillarse mucho y yo le conté respecto de las escenas que me tocaban. Quería que ella supiera que no se trataba de una imitación, sino que mi rol iba más allá y que se buscaba mostrar el vínculo que la unió a Monzón”, dijo Celeste en una entrevista con Caras.

La actriz encarnó a Susana luego de que rodara con el boxeador la película “La Mary” y comenzaran su apasionante romance que duraría unos 5 años. Durante ese tiempo, Giménez contó que vivió varios episodios violentos.

“La serie va a tener mucha verdad, dentro de lo que es la fantasía de quienes la escribieron. Si bien sé que tuvieron un trabajo muy minucioso de investigar y de retratar lo más fielmente posible, no deja de ser un personaje del cual estás contando su historia de vida. Lo encaré con mucho respeto porque no deja de ser un momento de la vida de una persona que tenemos cerca”, sumó la actriz en su entrevista a la revista.

“No soy parecida a Susana. Físicamente soy más bajita, tengo cejas más gruesas y mi boca es más grande. Tuve que trascender esos prejuicios para poder interpretarla. De hecho, la primera prueba que tuve de vestuario, maquillaje y peinado, fui con mi pelo. Tengo muy pocas escenas rubias, creo que son tres. El resto es todo en la época del rodaje. Para esas tres escenas la idea no era platinar mi pelo… Era absurdo y por eso me probaron una peluca en pos de cuidar mi cabello pero no funcionaba porque parecía un disfraz. Había algo que teníamos que lograr que era que cuanta más verdad produjéramos mejor. Por eso la decisión de teñirme y no utilizar ni látex ni maquillaje para afinar mis facciones”, finalizó.