"10 Años de periodismo"

18:45 h | 28/04/2016

Advierten que la economía de Estados Unidos se frenó más de lo previsto

La economía de Estados Unidos se frenó en el primer trimestre y tuvo su más débil crecimiento en dos años con menores gastos de consumidores y empresas, en medio de incertidumbres económicas y financieras mundiales.


El Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense apenas aumentó 0,3% entre enero y marzo, en ritmo anual y datos corregidos de variaciones estacionales, informó el jueves el departamento de Comercio.

Los analistas apostaban a un crecimiento del 0,9%, tras un crecimiento moderado de 1,4% en el último trimestre de 2015.

“La desaceleración del crecimiento obedece a una caída más pronunciada de las inversiones no residenciales, a una desaceleración de los gastos de los consumidores, a una caída de los gastos federales y a importaciones que se han vuelto de signo positivo”, subrayó el departamento en un comunicado.

Los gastos de los consumidores, que son tradicionalmente el motor de la economía estadounidense, aumentaron tan solo 1,9%, su avance más débil desde el primer trimestre del año pasado. Uno de los rubros más afectados fue la compra de bienes (+0,1%), que conoció su peor resultado en cinco años.

La otra mala noticia fue la caída de las inversiones de las empresas (-5,9%), el ritmo más bajo desde el segundo trimestre de 2009, cuando Estados Unidos estaba en plena recesión.

Esta caída es particularmente fuerte en la industria extractiva, deprimida por los bajos precios del petróleo, con una caída de las inversiones de 86%, el peor resultado registrado hasta ahora, según indicó una analista en estadísticas.

Las exportaciones continuaron reduciéndose (-2,6%) como consecuencia del fortalecimiento del dólar, mientras las importaciones se acrecentaron (+0,2%), datos que tienen su peso en el PBI.

Los gastos del Estado federal volvieron a su vez a conocer cifras negativas (-1,6%).

Entre los puntos fuertes se destacaron los gastos de los hogares, que aumentaron en 14,8%, el ritmo de crecimiento más elevado desde fines de 2012.

La Reserva Federal (Fed), que el miércoles mantuvo sin cambios su tasa de interés, advirtió que el crecimiento se había desacelerado, destacando en particular la caída de los gastos de las familias y de las exportaciones, pero afirmó que en el futuro la actividad económica “crecerá de manera moderada”.

“La economía de Estados Unidos atravesó un duro terreno a finales del año pasado con el PIB creciendo menos de 0,10% en los dos trimestres previos”, recordó Harm Bandholz de UniCredit Economics.

Analistas perciben el reciente aumento del petróleo como un alivio para el sector de la energía, que sufrió enormemente la caída del oro negro y lo forzó a emprender enormes reducciones de gastos e inversiones.

“Otro débil crecimiento en el primer trimestre es probable que sea seguido por un mayor crecimiento en el resto del año, como ocurrió en los últimos dos años”, dijo Nariman Behravesh, economista jefe de IHS Global Insight. Para el segundo trimestre dijo esperar que el crecimiento rebote al menos 2%.

Esta estimación del departamento de Comercio, que será seguida de dos más, debería ser observada con cuidado debido a persistentes problemas en el ajuste de datos por efectos estacionales en el primer trimestre, dijeron analistas,

“Parece sombrío, pero el segundo trimestre será mucho mejor”, estimó Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics.

– Exportaciones y casas –

Las exportaciones cayeron bajo la presión de un dolar fuerte y una economía mundial en menor crecimiento. También disminuyeron los gastos del gobierno federal, lo cual incluye una robusta merma en los gastos de defensa.

El mercado inmobiliario sigue brillando en la economía. La compra de casas subió casi 15% en el primer trimestre, lo que significa el mejor crecimiento desde fines de 2012.

La inflación subyacente, que excluye alimentos y energía, subió a una tasa anual de 1,9%, lo cual la dejó bien cerca de la meta de 2% que ha fijado la Fed.

Para los economistas, los datos del crecimiento justifican la cautela mostrada el miércoles por la Fed al mantener intactas las ultrabajas tasas de intereses.

Pero la Fed, que advierte de un fortalecimiento del mercado laboral, también prevé que la actividad económica “se expandirá a ritmo moderado” durante el resto del año.

La Fed “estuvo bien al ser cautelosa”, dijo Chris Low de FTN Financial.
“Hasta ahora las compañías aún invierten en capital humano, pero el actual crecimiento del empleo no es algo totalmente asegurado debido a la debilidad de las inversiones de las empresas”, dijo.

COMENTARIOS